¿Qué es un hotel boutique?

 

que es un hotel boutique

 

La forma de hacer turismo ha cambiado radicalmente en los últimos años. La gente ya no solo busca conocer una ciudad, su cultura, gastronomía y museos, sino que quiere vivir experiencias únicas que les hagan recordar la aventura por toda su vida.

En ese sentido toman un papel muy importante los espacios donde se aloja el turista. Hoy en día ya no basta con disponer de una habitación cómoda y limpia, sino que los viajeros optan por alojamientos elegantes, en edificios únicos y con mucha historia.

Es el caso de nuestro hotel boutique en Álava. Se encuentra en un impresionante y elegante palacio que hace sentir a los huéspedes como protagonistas de una película histórica. Sus habitaciones elegantes y la calidad del servicio convierten al Palacio de Luko en uno de los hoteles con encanto en Álava más demandados.

¿Pero qué convierte un hotel normal en un hotel boutique? Esta son algunas de las diferencias que existen entre un hospedaje normal y un hotel boutique en Álava.

Características de un hotel boutique

Se tienen referencias del concepto de «hotel boutique» ya desde los años ochenta del pasado siglo. Es una verdadera filosofía sobre la forma de entender la adecuación y decoración de espacios de alojamiento para el turista o el visitante.

No existen categorizaciones oficiales que permitan diferenciar un hotel «de toda la vida» de un hotel boutique, pero la sociedad en general ha marcado unos parámetros que permiten hacerlo.

Por ejemplo, uno de los principales motivos de diferencia entre un hotel y un hotel boutique es su tamaño. Estos últimos están dedicados a elevar el nivel de experiencia del cliente y, por ello, suelen ser pequeños en cuanto al número de habitaciones.

Además, el tamaño viene determinado por los espacios donde se crean estos hoteles. Al utilizar viejos palacios, casonas solariegas y construcciones de estructura similar, es imposible que estos hoteles tengan, por norma, más de 20 habitaciones.

Es el caso de este hotel boutique en Vitoria, cuyos gestores han optado por reducir al máximo el número de habitaciones y de alojados para que el trato sea único, personalizado y dedicado.

Por otro lado, los hoteles boutique son un regalo para la vista. Desde la elección de los edificios hasta la decoración… Todo está pensado para ser especialmente atractivo para los huéspedes, que siempre definen los espacios boutiques como acogedores, cálidos, confortables y hogareños.

Intimidad, relax, ambiente relajado y familiar terminan de definir el concepto de hotel boutique, tan en boga en los últimos años.

¿Por qué elegir un hotel con encanto?

Con todas estas características tan llamativas, casi no es necesario responder a la pregunta de por qué elegir un hotel boutique. Y es que la mayoría de las personas ya han cambiado su forma de entender el concepto de viaje y desean que el hotel sea también parte de la experiencia.

Espacios poco convencionales, llenos de verdaderas «postales» en las que tomar un cóctel, leer un buen libro y reposar después de un día de turismo es lo que se puede encontrar en este tipo de hoteles boutiques.

La calidad y la exclusividad de este tipo de alojamientos hace que cada vez estén más de moda. Esto es positivo, pues los empresarios hoteleros se han dado cuenta del filón que supone contar con este tipo de alojamientos y cada vez cuidan más al detalle todos los puntos de los que el cliente va a disfrutar durante sus estancias.

Sin duda, esta es la tendencia del turismo del presente y, por supuesto, lo será del turismo del futuro. Una experiencia integral que no deje ningún cabo suelto y donde el objetivo principal sea disfrutar de todo el viaje, incluido el hotel.

Nuestro hotel boutique en Álava cumple sobradamente con todas estas características. Se puede disfrutar del mejor descanso en nuestras habitaciones elegantes o perderse en un viaje de belleza por nuestros pasillos delicadamente decorados.